jueves, 2 de marzo de 2017

En su interior.

¡HOLA, mis seguidores, mis lectores habituales y nuevos lectores!


Imagen extraída de internet 


Renací de entre las cenizas, del dolor, de la impaciencia, de las lágrimas que brotaban por su piel, de ruido, del repicar de su corazón, de los esbozos, de lo más llano de ella.

No encontraba consuelo, todo hacía que su corazón tomara grandes esfuerzos con los que hacer mil revoluciones. Si sentía blanco, ella se sentía negro, si la hacían sentir bien, buscaba algo de dentro de mí para poder llevárselo a su motor.

Las noches las pasábamos en vela, no había nada como una buena melodía emocional, que traspasara la piel y hasta los oídos de tanto escucharla. Se llevaba a su rincón trocito de agonía, esa voz callada y ahogada en un vaso pero que parecía reconfortarla demasiado.

Trataba de salir de aquel líquido negro que la ahogaba cuando el tiempo pasaba y en ocasiones lo lograba, su alma era blanca como el algodón y su piel rebosaba ternura, destilaba ánimo por los días en que se sentía de aquella blancura. El amigo que le acompañaba brincaba, saltaba, revoloteaba, pero de pasión, de energía, de ganas por lo que le movía, pero entonces llegaba yo y la devolvía a la realidad.

Esta vez se sentía más cansada, débil, sin emociones, harta de todo, sentía espinas junto a su amigo y en una dulce noche estrellada entre sollozos y gargantas rasgadas, le dijo adiós a los sin sentido, poco a poco iba construyendo su cielo blanco y ahí donde había una mancha negra, pegaba detalles blancos, rosas, azules, lilas, amarillos, verdes, rojos… quería un interior multicolor.

Mientras tanto ella sigue apartándose de mí. 

5 comentarios:

  1. Respuestas
    1. ¡Gracias preciosa! se agradece tu aportación. Un saludo!

      Eliminar
  2. Mi querida Keren, tu escrito está lleno de emociones, despiertas muchos sentimientos y deja un regusto amargo porque no quita que es triste, pero también bonito porque está escrito con mucha belleza. Muy bien escrito, enhorabuena. Como siempre un placer leerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Sara!
      Gracias por tu comentario en breve pasare por tu espacio de letras también, amiga.
      ¡Un gran saludo!

      Eliminar
    2. ¡Hola Sara!
      Gracias por tu comentario en breve pasare por tu espacio de letras también, amiga.
      ¡Un gran saludo!

      Eliminar